Cómo hacer un aire acondicionado portátil

Versión para impresiónEnviar por correo

Materiales

- Una cubeta de 5 galones ((18,9 l). Se puede sustituir por una lata de pintura.

- Una cubeta interior de polietileno (cubeta para cebos)

- Un tubo de PVC de 1 1/4 pulgadas (3,1 cm) de ancho y 12 pulgadas (30 cm) de largo.

- Una sierra de perforación de 1 5/8 de pulgada (4,1 cm).

- Un ventilador portátil de 7 pulgadas (17,7 cm)

-  Una cuchilla

-  Una jarra de agua congelada de 1 galón (3,7 l)

Instrucciones

 

1- Coloque el ventilador al revés, sobre la tapa de la cubeta y trace su contorno. (Foto 2)

2- Tome la cuchilla y corte cuidadosamente a lo largo de la línea trazada. Hágalo lentamente, moviendo la cuchilla de arriba hacia abajo, como si fuera una sierra.

Si la tapa está hecha de un plástico grueso y rígido, tal vez le resulte más fácil y sencillo cortar el agujero con una sierra que tenga una hoja de dientes finos o con una segueta. Perfore un agujero para insertar la sierra dentro del contorno que has marcado con una broca de 1/2 pulgada (1,2 cm). (Foto 3)

3- Dependiendo del tipo de ventilador que uses, tal vez debes quitarle los soportes o el pie. Podrás llevar a cabo esta tarea con una sierra para metales. (Foto 4)

4- Ajuste el ventilador sobre el agujero que has recortado y déjalo a un lado. (Foto 5)

5- Sujete de la cubeta con abrazaderas o sostenla firmemente para perforar tres agujeros en el lado, utilizando la sierra perforadora o con una broca tipo Forstner. (Foto 6)

6- Introduzca la cubeta de espuma de polietileno dentro de la cubeta de plástico y perfóralo a través de los agujeros que has hecho previamente. (Foto 7)

7- Recorte el tubo de PVC en tres piezas de unas 3 o 4 pulgadas (7,6 cm a 10 cm). Puedes llevar a cabo este trabajo con una sierra para metales. (Foto 8)

8- Deslice las secciones de tubo de PVC dentro de los agujeros. Deben quedar bien ajustadas y, en caso de ser necesario, séllelas desde el interior con una espuma expansiva de poliuretano. (Foto 9)

9- Recorte la tapa de la cubeta de espuma de polietileno para colocar el ventilador. Si bien este paso no es imprescindible y la unidad igual funcionará sin la tapa, al colocar el ventilador a través de ella, de modo que quede bien ajustado, podrás aislar el hielo dentro de la cubeta y extender el tiempo de funcionamiento de la unidad, que será de unas seis horas. (Foto 10)

10- Coloque la jarra de un galón (3,7 l) de agua congelada en la cubeta y ponga la tapa de polietileno en su lugar. Cierre la tapa de plástico que contiene el ventilador incrustado en ella y conecte su nuevo aire acondicionado portátil. Disfrute del aire fresco (de unos 20º C) que proviene de la unidad. (Foto 11)