Chanelazo, guaguológica: el oteador de la prensa

Autor: 

Cristian Martínez estudiante de Periodismo
|
01 Junio 2022
| |
0 Comentarios

Me gusta: 

Tal y como hace la Fundación del Español Urgente, Buen Idioma también dedica un espacio a escudriñar los medios de comunicación en la búsqueda constante de palabras que, en los últimos meses, nos hayan resultado de interés, bien por ser curiosas, novedosas — o tal vez no tanto — , quizás por su etimología o, simplemente, por llamarnos la atención desde el punto de vista lingüístico.

 
 
 
 

 

 

 

En las seis entregas anteriores, hemos mirado con cautela las páginas de la prensa cubana, pero esta vez también nuestro oteador repasó algunos periódicos extranjeros para hallar voces interesantes en estos. Seguidamente, les relacionamos las que más nos llamaron la atención en lo que va de 2022:

1. Chanelazo

La voz chanelazo se ha formado a partir del nombre propio de la cantante cubanoespañola, Chanel Terrero, y el sufijo aumentativo -azo. Se documentó en la prensa internacional, sobre todo luego de la presentación de la artista en el festival musical anual más importante de Europa. De acuerdo con el Diccionario del español total, chanelazo es un sustantivo masculino y se usa con el sentido de ‘éxito de Chanel Terrero en el certamen de Eurovisión de 2022». Dicha obra, disponible para su consulta en línea, también nos recuerda que «lo indicado es escribir este tipo de nombres de acciones o acontecimientos con minúscula».

2. Desnazificación

A partir del conflicto entre Rusia y Ucrania, la voz desnazificación una vez más ha vuelto a la actualidad informativa de los medios de comunicación. Según la Real Academia Española, «al tratarse de un derivado de nazi, la forma correcta es con z: desnazificación». De acuerdo con un artículo publicado por National Geographic, «la primera vez que alguien empleó el término desnazificación todavía no se había terminado la Segunda Guerra Mundial». El verbo de la familia de este sustantivo es desnazificar.

3. Escombreo

Con motivo de la explosión ocurrida en el hotel Saratoga, en los medios de comunicación de nuestro país se observó el uso de los cubanismos escombrear (‘quitar los escombros de un lugar’) y escombreo (‘remoción de escombros que se hace en un lugar’). Se trata de dos voces válidas, ambas documentadas en el Diccionario de americanismos, de la Asociación de Academias de la Lengua Española.

4. Feminazi

Según la Real Academia Española, la formación del vocablo feminazi (acrónimo de feminista y nazi) se ajusta a las reglas de nuestra morfología, «se emplea con intención despectiva y el sentido de ‘feminista radicalizada’; la propuesta de incorporación al diccionario académico ya está en estudio».

5. Gordófoba

El término gordófoba es un derivado de gordofobia, compuesto correctamente formado, pero aún sin una entrada en el Diccionario de la lengua española. Según The Encyclopedia of Obesity and eating Disorders, significa ‘sesgo que padecen las personas que no entran en los estándares normativos de peso o talla corporal’,

6. Guaguológica

Este adjetivo posee un marcado matiz humorístico. Lo empleó el periodista Junior Hernández en una crónica — publicada el 24 de marzo de 2022 en la revista Alma Mater — con el título «La crisis guaguológica y el Homo Caminantus» en contextos como el siguiente: «La Federación Guaguológica de Cuba informó hoy que la especie Omnibius Urbanus se encuentra bajo amenaza de extinción».

7. Pancrisis

En un artículo publicado por Cubadebate se usó la palabra pancrisis, formada a partir del elemento compositivo pan- (‘totalidad’) y el sustantivo crisis: «Crisis climática y medioambiental, desestabilización de los sistemas de los que depende nuestra existencia, que coincide o se articula con crisis ética y en las relaciones internacionales, crisis económica y sanitaria, crisis en la esfera de la comunicación, crisis migratoria y alimentaria, crisis demográfica, crisis energética…».

8. Rusofobia

Como las cuestiones relacionadas con el conflicto entre Ucrania y Rusia siguen marcando parte de la actualidad informativa de los medios de comunicación, voces relacionadas con esta cuestión han llegado a la prensa. Tal es el caso de rusofobia, correctamente formada en español. De acuerdo con información de la EcuRed, «engloba un amplio espectro de sentimientos vinculados con prejuicios, temores, o aversiones hacia Rusia, hacia los rusos, hacia la lengua rusa, y/o hacia la cultura rusa».

Y hasta aquí la séptima entrega de El oteador de la prensa. Como ya hemos anunciado, el presente repositorio de palabras es, esencialmente, un listado de términos para conocer cómo marcha este tesoro que no le pertenece a ninguna institución, sino — por entero — a los hablantes: el español.


 

 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario