La Guiteras, todos los días de este mundo Juventud Técnica Juventud Técnica

Autor: 

Claudia Rafaela Ortiz Alba
|
14 Octubre 2021
| |
0 Comentarios

Me gusta: 

Yandry Rojas trabaja unas diez horas al día. El transporte obrero lo recoge a él y a su esposa a las 6:30 de la mañana y los regresa a su casa pasadas las cinco de la tarde.

Por esta fecha es normal que Yandry llegue a su hogar, después de una jornada intensa, y no tenga fluido eléctrico. Cuando por rotación programan apagones para su circuito por las tardes o las noches, Yandry y su esposa, con una niña pequeña, llegan cansados del trabajo a casa y no tienen electricidad.

La familia de Yandry, como muchas otras, deben tener ya trazadas las mil y una triquiñuelas que sorteen las dificultades (alimento, baño, sueño) de no tener fluido eléctrico por unas cuatro o cinco horas, pero no las sé; en realidad no conversamos sobre esos problemas, sino sobre su trabajo. Pero es inevitable pensar un poco en la vida de Yandry después de su trabajo; porque es un oficio duro, de esos en los que la palabra sacrificio no siempre alcanza a explicar lo que hace, ni su importancia.


Yandry Rojas terminó el servicio militar y enseguida, por las Brigadas Técnicas Juveniles, se incorporó a un curso de Operador en la Central Termoeléctrica Antonio Guiteras, de Matanzas, donde obtuvo la calificación. Sin embargo, no quiso quedarse ahí, me explica, y después, por ese mismo camino, cogió la especialidad de Soldadura en el Centro Nacional de Certificación Industrial de Cienfuegos (CNCI), adscrito al Ministerio de Energía y Minas. Yandry siente orgullo de ese título, “tiene certificación internacional, porque esa escuela la apoya Canadá”, cuenta.

En el año 2009 termina esas peripecias de estudiante y se incorpora a trabajar definitivamente a la Guiteras. Doce años después, Yandry se desempeña como soldador pailero en la misma Termoeléctrica donde encontró su camino.

“Mi amor es la Termoeléctrica, esto es mi vida, aquí he dejado todo. Lo que yo te diga va a ser poco; mi sueño, desde que yo comencé a estudiar en la Termo, cuando me gradué, el mío y el de todos los estudiantes de mi curso, era venir a trabajar a esta planta. Fui uno de los pocos que pude, y aquí estoy y estaré. Esta Termoeléctrica tiene grandes historias”.


Yandry viste un overol gastado y cenizo, igual que sus botas. Es el único de los trabajadores que nos acompañan que viste overol, y llegó de último. Los demás parecían esperarnos más frescos. Quizás Yandry fue directo de su puesto de trabajo a acompañarnos en el recorrido que ofrece la Guiteras a una pequeña representación de la Unión de Jóvenes Comunistas, o así se sintió.

A mis ojos Yandry era un trabajador más, “pegado” en el trayecto, por curiosidad o por pasión. Fue en la Sala de Control de Máquinas donde me enteré de su segunda función, además de soldar. Es Secretario General del Buró Sindical de la Termoeléctrica, con más de 400 trabajadores bajo su coordinación.

Pero Yandry parece ser un líder sindical poco común; un líder obrero de manual revolucionario para ser precisa, todo lo que se debería ser. Lejos de, como versa el poema de un buen amigo, cualquier fase geométrica “cuadracular”, por la que a veces parece transitarse inevitablemente.

Son más de las cinco de la tarde, y yo pienso en que el transporte obrero se le fue. Pero también debe sucederle mucho eso de quedarse a trabajar después del trabajo porque aún no ha terminado de trabajar (perdónese mi trabalenguas).

El ingeniero que nos guía por la planta tiene toda la atención. Fruncen el ceño como interesados los que lo escuchan, alguien le pasa el brazo por encima del hombro, asiente, caminan rápido, casi marchando. Yandry en cambio tiene un rostro más alegre que los demás, y va despacio. Quizás me espera, hacer fotos retrasa. Cuando todos se adelantan no logro escuchar lo que explican por el ruido de las máquinas; Yandry está atrás, conmigo, entonces me cuenta él, sin dejar de sonreír.

“Ahora se nos dio una avería reciente. Fue un salidero en la caldera. Y otro salidero más por la parte baja, la nodriza. Nosotros chequeábamos los volúmenes día a día. En el consejo de dirección se ven todas las problemáticas que tiene la planta, es una hora de reunión diaria, y a veces más. Los reportes de las partes más críticas también son diarios, y trabajamos mucho a menudo para poder resolverlos”.

“En esta última parada que hubo trabajamos alrededor de 24 horas diarias en turnos de 12 horas. Como somos seres humanos y el cuerpo necesita descansar pusimos esos turnos de 12 horas, pero se está trabajando las 24. Y lo damos todo porque la planta salga en el menor tiempo posible”.

“Le pedimos a la Unión (UNE) cinco días y aceptó, y tratamos de estar por debajo de esos cinco días. Todos los trabajadores de esta empresa le ponen mucho empeño y amor a cada trabajo que se acomete”.


La Central Termoeléctrica Antonio Guiteras es el bloque más eficiente del país, o sea, el que utiliza menos combustible para generar 1 MW. Está funcionando desde 1988 y su última reparación capital fue en el año 2010. En septiembre de 2017 la Guiteras sufrió los efectos del Huracán Irma, causando daños considerables a su estructura tecnológica. Todavía no se recuperan del todo. Estas condiciones objetivas los tienen desde entonces doblando esfuerzos para garantizar la generación.

“Hay muchas personas que piensan que nosotros no hacemos nada. Y yo les pido que lo miren desde otro punto de vista; no es culpa de nosotros. Esto es una planta que tiene 33 años de explotación. No sabes cuánto quisiéramos que no se nos diera la rotura, porque a nosotros también se nos va la corriente en la casa. Y muchos no lo ven de esa forma, a veces se comportan como si quisiéramos dar apagones, y eso no es así. Lo más importante para nosotros es que el pueblo se sienta bien, se sienta orgulloso, de la labor que se hace aquí”.

Ya casi nos tenemos que ir. El viaje de regreso es largo y ha sido un día fatigoso. Yandry parece aprovechar que aún llevo el micrófono del teléfono abierto, y esto es lo último que se le escucha decir en la grabación:

“Tengan fe y compromiso, les pido. Los que estamos dentro de la Termo vamos a hacer todo lo posible por estar generando corriente todos los días de este mundo”.


 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario