¿Qué es el sesquipedalismo?

Autor: 

Cristian Martínez González estudiante de Periodismo
|
15 Junio 2022
| |
0 Comentarios

Me gusta: 

A la ‘tendencia al uso de palabras innecesariamente largas’ se la denomina sesquipedalismo, como así la define el Diccionario del español total. En relación con su etimología, esta obra puntualiza que dicho término proviene de sesquipedal e -ismo; a su vez, sesquipedal viene de sesqui- ‘uno y medio’ y pedalis ‘relacionado con el pie de una palabra o un verso’.

Fuente: Instagram @profedonpardino

Por tanto, la voz sesquipedalista alude a la ‘persona que muestra tendencia al uso de palabras innecesariamente largas’. Es probable que usted, estimado lector, se haya topado alguna vez con un sesquipedalista, es decir, con una persona que prefiere usar términos “rimbombantes” como aperturar, obstruccionar y recepcionar, en lugar de los modestos abrir, obstruir y recibir.

 

Hay hablantes, sobre todo periodistas y políticos, que, mediante la creación de vocablos formados por derivación de un verbo, un adjetivo o un sustantivo, prefieren complicar — algunos dirán complejizar, aunque usar ese término complique más la comunicación — su manera de expresarse.

Estos alargamientos superfluos pueden darse también en expresiones como a lo largo y ancho de la geografía cubana, en estado de ebriedad y en si llegara a presentarse el caso de que…, en lugar de las tan sencillas Cuba, ebrio y si.

Seguidamente, le compartimos una recomendación lingüística sobre el verbo recepcionar, empleado frecuentemente en la prensa.

«Recepcionar», uso y abuso

El neologismo recepcionar sí puede admitirse con el significado específico, en el ámbito administrativo, de ‘registrar formalmente la recepción de algo’; sin embargo, no se justifica su uso como mero sustituto de recibir.

En los medios de comunicación cubanos, no obstante, encontramos ejemplos como «El Código de las Familias ha de recepcionar los derechos, principios y valores enarbolados por la Constitución vigente», «Marlon Yant recepciona el balón» y «La brigada se encargará de entregar el donativo recepcionado desde la Universidad de La Habana».

Sobre recepción se ha derivado recepcionar, verbo que se usa principalmente con los sentidos de ‘recibir las ondas de transmisión [un aparato de radio o televisión]’ y de ‘dar entrada formal a algo que se recibe’, acepción extendida en el lenguaje administrativo.

Como consta en el Diccionario panhispánico de dudas, la Nueva gramática de la lengua española y el Libro de estilo de la lengua española, es innecesario y, por tanto, se desaconseja cuando se usa como simple sinónimo de ‘recibir’. Por otra parte, en el ámbito deportivo son preferibles opciones como «parar, despejar, rechazar el balón».

Así, en los ejemplos iniciales habría sido preferible escribir «El Código de las Familias ha de recoger los derechos, principios y valores enarbolados por la Constitución vigente», «Marlon Yant para el balón» y «La brigada se encargará de entregar el donativo recibido desde la Universidad de La Habana».

¿Nos ayudas a hacer un listado con otras voces innecesariamente largas?

 

 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario