Retornar es volver a vivir

Autor: 

Yaimara Camacho
|
30 Marzo 2014
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

Cortesía del entrevistado

Me gusta: 

“La Lenin": más que la designación de un espacio físico, se asume como un estado del alma; el sitio donde, mediante inolvidables y enriquecedoras relaciones interpersonales, crecimos al mundo, revelando al ser humano esencial en nosotros, preparándonos para la gran aventura que será siempre la vida”, dijo el Licenciado en Bibliotecología y Ciencias de la Información Abel Molina Macías, creador del proyecto Retorno(s).
 

Retorno(s) tiene como principales objetivos dar a conocer la obra actual de los ex alumnos, egresados, profesores y otros trabajadores de las Escuelas Vocacionales de Vento y La Lenin, así como recuperar y digitalizar la memoria histórica de estas instituciones, ya sean textos, artículos de prensa, documentos, carnés, objetos, periódicos, uniformes y otras prendas de vestir, fotos, videos o documentales.

Abel Molina se desempeñó como bibliotecario en la Lenin desde el año 1999 hasta el 2001. Durante este período estuvo muy vinculado con el movimiento cultural de la escuela y en particular con sus periódicos estudiantiles. Comenzó haciendo un trabajo de recuperación de estas publicaciones, para lo cual empezó a contactar a estudiantes egresados.

En un inicio planificaron trabajar con las publicaciones seriadas. En 2005 les surgió la idea de hacer una exposición, ya que  muchos artistas plásticos habían estudiado allí. Ya en enero de 2006 hicieron la primera exposición del Proyecto con obras de alumnos y profesores que pasaron por la escuela, graduados o no, pues lo importante era reunirlos a todos.

Y para que todo aquello quedara almacenado y se pudiera distribuir fácilmente se crearon multimedias, las cuales funcionaron además como catálogo de la muestra. En ellas se puede encontrar toda la información de los artistas que exponen y también tienen secciones destinadas a recuperar toda la memoria de la escuela en cualquier formato: video, texto, imagen. “La primera tuvo mucho éxito”, según contó Abel. Luego fue desarrollado el proyecto para los años 2007, 2009, 2010, 2011 y la del 2014 que ya tuvo lugar en el mes de enero. 

Esta fue la idea inicial, aunque ya en estos momentos se le han incorporado nuevos productos como exposición de objetos usados por alumnos y profesores, música y descargas, gracias a la colaboración de trovadores y músicos en general que al igual que Abel han sentido la necesidad de “retornar”.

“En 2009 se hizo algo único, que no se ha vuelto a hacer, se proyectaron materiales audiovisuales realizados por egresados de la Lenin. Hubo exposiciones de objetos de la escuela, de artes plásticas, descargas de músicos, fue bastante ambiciosa la de ese año aunque el nivel de trabajo fue bien elevado”, afirmó su coordinador.

Fragmentos de testimonios de alumnos y profesores

Alejandro Santoyo González (2003-2006):“Para mí, la Lenin fue un escape a la realidad itinerante y tediosa del barrio, un pasaporte con reservación en modo “todo incluido” a un entorno completamente heterogéneo, rico en matices, caracteres, experiencias por vivir y locuras por atar. Si algo tengo hoy de músico, poeta o loco (o de las tres), se lo agradezco a la Lenin y en especial a los que compartieron conmigo allí”. Fragmento tomado de la multimedia del año 2006.

Hilda María Izquierdo Averhoff. Profesora y Jefa de Cátedra de Español-Literatura (Años de trabajo: 1974-1991):  “Siento un gran amor por esa escuela, luché por ella durante 17 años, soy fundadora de la misma y me resultó angustiante la última vez que la vi, casi destruida. Me ocasionó tristeza el observar las aulas, los pasillos, el audio y vinieron a mi mente las brigadas de limpieza que 3 veces al día pasaban el escobillón con aserrín y luz brillante... Nos podíamos mirar en ese piso”. Fragmento tomado de la Multimedia año 2009.

Edelmira Pedris Yumar (1974-1980):  “Voy a estar siempre unida a la Lenin y me siento dichosa por todo lo que viví y aprendí en ese lugar y por toda la gente que conocí. Muchos ocupan un lugar importante entre mis amigos y  hemos visto nacer y crecer a nuestros hijos. Juntos nos alegramos de verlos entrar también a “la escuela” y compartir la misma aula o el mismo albergue de sus padres. Si de sueños realizados se trata, el mío se cumplió porque todavía formo parte de esa historia y la vi repetirse en mi hijo, menos “leninero” que yo, pero sólo hasta que los años empiecen a caer”. Fragmento tomado de la multimedia 2010.

Luis Alberto García. Actor. (1973-1979). “Ni ángel ni demonio, justo las dos cosas. Realmente al recordar aquellos años me doy cuenta de que muchas de las ideas y sentimientos que hoy barrunto y defiendo, tuvieron su génesis en aquel torbellino. Esos días me prepararon para enfrentar calamidades y éxitos, ruinas y esplendores, dudas y aciertos”. Tomado de la multimedia 2006.

Ketty de La Iglesia. Actriz. (1982-1988): “Fueron años mágicos, pero no eran la vida real”. Tomado de la multimedia 2007.

De un modo o de otro, todos recuerdan con gran cariño y añoranza aquellos años en que pasaron por estas escuelas vocacionales de Vento o La Lenin. Fue el tiempo de salir de casa, de disfrutar de la libertad, de conocer el primer amor, el rigor de los estudios, de decidir su futuro una vez salidos de allí. El Proyecto Retorno(s) revive todos esos sentimientos en los “lenineros”, como suelen llamarse e identificarse en cualquier rincón del planeta donde se encuentre un egresado de estas instituciones.

Galería
0 Comentarios

Añadir nuevo comentario