Se registran zonas de hipoxia marina en varios lugares del planeta

Autor: 

Fabio R Castillo
|
16 Julio 2022
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

tomada de iieh.com

Me gusta: 

Por Fabio R. Castillo, estudiante de periodismo, Facultad de Comunicación, Universidad de La Habana

El Informe del Estado de los Océanos, publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), dio a conocer que se registran muy bajos niveles de oxígeno en el agua de las costas este y del Golfo de los Estados Unidos, en el Báltico, alrededor del archipiélago de Japón y en el sudeste y sudoeste de Australia, mientras se estima que las mediciones para este parámetro son insuficientes en los trópicos.

De acuerdo con el documento, el nitrógeno y el fósforo originados en los residuos hídricos de la agricultura se hallan ahora en prácticamente todos los cuerpos de agua del planeta. Esto provoca un exceso en el crecimiento de plantas marinas que a menudo termina por crear una zona muerta donde la materia orgánica en descomposición consume el oxígeno presente más rápido que lo que se difunde desde las áreas ricas en el elemento.

Además del déficit de oxígeno, a causa de la contaminación por exceso de nutrientes en el agua (eutrofización), se observan cambios en las redes alimentarias de los ecosistemas marinos, modificaciones en la estructura de los ecosistemas del fondo marino y una disminución del fitoplancton que podría afectar la pesca comercial.

También es un problema la pérdida de hábitat, pues otra consecuencia de estos resultados es la disminución de arrecifes coralinos de aguas cálidas, praderas submarinas, manglares y pantanos salados, aunque se reconoce que estos fenómenos son provocados más por la variación de las proporciones entre nutrientes en el agua que por el exceso en sí.

Existe evidencia de peso para afirmar que el cambio climático exacerbará la eutrofización y sus efectos negativos asociados. La modificación de los ciclos biogeoquímicos por las actividades humanas requiere una reconsideración integradora para los intercambios de este tipo entre la atmósfera y los ecosistemas terrestres y marinos.

Esta primera edición del informe se publicó el pasado 3 de julio, después de presentarse durante la Conferencia sobre los Océanos 2022 de la ONU, celebrada en Lisboa, Portugal, del 27 de junio al 1 de julio. En este análisis participaron más de cien expertos de todos los campos de las ciencias del mar.

 
 
 
 
 
 

 

 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario