Primera patente de un videojuego

En fecha como hoy, William Higginbotham presentó la primera patente de un videojuego.

Era un simulador en el que el jugador controlaba un misil hasta hacerlo impactar en el objetivo. 

Con el tiempo, el juego se fue convirtiendo en una especie de partido de tenis y de ahí el nombre popular de «Tennis for Two».