Inicio / Inteligencia Natural / The New York Times y Open AI comienzan una nueva era de «tiraderas»

The New York Times y Open AI comienzan una nueva era de «tiraderas»

Ernesto Guerra
10 enero 2024 | 0 |

Atrás han quedado aquellas batallas entre estrellas del reggaeton como Baby Lores e Insurrecto o Daddy Yankee y Don Omar. Ahora la nueva generación le llama a las antiguas “tiraderas” “beef” e incluso tenemos una serie en Netflix con ese título.

Beefs he visto muchos: entre influencers, colegas y vecinos; lo que nunca pensé fue que The New York Times y Open AI se pondrían en una guerrita de escuetas acusaciones en registro corporativo. La discusión entre el medio norteamericano y la empresa de IA comenzó como una protección tecnológica y se ha convertido en una demanda. Pero vayamos con el contexto.

En agosto, The New York Times bloqueó a las herramientas de Open AI para que no pudieran hurgar en su contenido y abultar sus bases de datos. Luego de este medio se sumaron otros como Reuters, CNN y BBC.

Aquello no trascendió demasiado, hasta que el problema escaló el 27 de diciembre cuando The New York Times publicó que había presentado una demanda contra Open AI y Microsoft.

Según el propio diario, abre “un nuevo frente en la cada vez más intensa batalla legal sobre el uso no autorizado de trabajos publicados para entrenar tecnologías de inteligencia artificial”.

The Times Sues OpenAI and Microsoft Over A.I. Use of Copyrighted Work

Millions of articles from The New York Times were used to train chatbots that now compete with it, the lawsuit said.

www.nytimes.com

La demanda, presentada ante el Tribunal Federal de Distrito de Manhattan, sostiene:

Millones de artículos publicados por The Times se utilizaron para entrenar chatbots automatizados que ahora compiten con el medio de noticias como fuente de información fiable.

Aunque del tema económico no han sido específicos, el colectivo del diario estima que los demandados son responsables de “miles de millones de dólares en daños y perjuicios legales y reales” relacionados con la “copia ilegal y el uso de las obras de valor único de The Times”.

A estas acusaciones, Open AI dedicó una entrada en su blog corporativo en la que alega que su propósito es “desarrollar herramientas de IA que permitan a las personas resolver problemas que de otro modo estarían fuera de su alcance”.

Pero el mayor giro de acontecimientos en este folletín corporativo es que resume en cuatro puntos su respuesta al New York Times:

  • 1- Colaboramos con organizaciones de noticias y estamos creando nuevas oportunidades
  • 2- El entrenamiento de la IA es un uso justo de los recursos, pero ofrecemos una opción de exclusión porque es lo correcto.
  • 3- La “regurgitación”* es un error raro que estamos trabajando para reducir a cero.
  • 4- El New York Times no cuenta toda la historia

OpenAI and journalism

We support journalism, partner with news organizations, and believe The New York Times lawsuit is without merit.

openai.com


Vamos a concentrarnos en el cuarto. De acuerdo con Open AI se encontraban en conversaciones con The New York Times y parecían progresar de forma constructiva hasta el 19 de diciembre.

“Las negociaciones se centraron en una asociación de gran valor en torno a la visualización en tiempo real con atribución en ChatGPT, en la que The New York Times obtendría una nueva forma de conectar con sus lectores actuales y nuevos, y nuestros usuarios accederían a sus reportajes”, dice el comunicado de Open AI.

Además, le comunicaron a The New York Times que sus contenidos no contribuían de forma significativa a la formación de los modelos actuales y tampoco tendrían suficiente impacto en la formación futura.

“Su demanda del 27 de diciembre — de la que nos enteramos leyendo The New York Times — nos sorprendió y decepcionó”, agrega Open AI.

Asimismo, afirma que, si bien el medio se quejó de muchas reediciones de contenidos propios, nunca ofrecieron ejemplos concretos. Otro elemento importante es que las regurgitaciones* inducidas por The New York Times parecen proceder de artículos de hace años que han proliferado en múltiples sitios web de terceros.

“Parece que manipularon intencionadamente las instrucciones, que a menudo incluían largos extractos de artículos, para conseguir que nuestro modelo regurgitara. Incluso cuando se utilizan estas instrucciones, nuestros modelos no suelen comportarse como insinúa The New York Times, lo que sugiere que o bien dieron instrucciones al modelo para que regurgitara o bien seleccionaron sus ejemplos de entre muchos intentos”, asegura el comunicado.

Sea como fuere, lo cierto es que el caso de The New York Times contra Open AI puede sentar un precedente de nuevas regulaciones referidas a la IA y una de las tiraderas tecnológicas del año (hasta que Elon Musk quiera volver a llamar la atención).

¿Qué opinas del caso?



Destello del día

El CES 2024 es un evento que podría dejarnos una pista más clara de qué esfuerzos hacen las empresas en el área de la IA y cómo la integran a nuestra vida.

Esta semana, LG ha presentado su ecosistema impulsado por inteligencia artificial que ha denominado “Inteligencia Afectiva” (Inteligencia Afectiva). Sus avances también se extienden a vehículos, transformando la conducción en una experiencia más cómoda e interactiva.

Además, Samsung se deslumbró a la audiencia con el uso de la IA. Entre sus productos resaltan televisores que gracias a esta tecnología integran funciones como el escalado de las imágenes a calidad 8K, la amplificación de la voz para que destaque sobre el ruido de fondo y la mejora de las imágenes en movimiento.


Herramienta de la semana

Sidekick es un robot de Slack con inteligencia artificial que actúa como asistente personal de negocios.

Con Sidekick, puedes hacer preguntas en lenguaje natural a sus aplicaciones de organización, realizar un seguimiento de temas importantes, establecer recordatorios, consultar documentos y resumir conversaciones y mensajes directos en Slack.


Aviso de la semana

(Foto: Creadores de campañas en Unsplash )

Consultor de diseño web:

Quiero que actúes como consultor de diseño web. Te proporcionaré detalles relacionados con una organización que necesita ayuda para diseñar o volver a desarrollar su sitio web, y tu papel consistirá en sugerir la interfaz y las funciones más adecuadas que puedan mejorar la experiencia del usuario y, al mismo tiempo, cumplir los objetivos empresariales. de la empresa.

Deberá utilizar sus conocimientos sobre principios de diseño UX/UI, lenguajes de codificación, herramientas de desarrollo de sitios web, etc., para elaborar un plan integral para el proyecto. Mi primera petición es “Necesito ayuda para crear un sitio para [introducir propósito]”

Regurgitación : en este contexto parece referirse a que la IA devuelve resultados de la fuente original copiados y pegados sin cambios. No encontramos alguna referencia a este término en nuestra investigación para la columna.


Esta ha sido la sección Inteligencia Natural de la revista Juventud Técnica. Cada semana traemos novedades, herramientas y avisos relacionados con la inteligencia artificial. Comparte el artículo para llegar a más personas.

Si quieres contratar nuestra asesoría en IA, puedes escribirnos en nuestras redes sociales por mensaje directo.

Deja un comentario