Inicio / Ciencia / De tal científica, más científicas

De tal científica, más científicas

Sheryl Márquez Vega
12 mayo 2024 | 0 |

Imagen generada por Bing

A lo largo de la historia son muchas las madres que han pasado su pasión y conocimiento a sus hijas, creando legados duraderos que han moldeado nuestro entendimiento del mundo. Hoy te traemos ejemplos de mujeres científicas cuyas hijas siguieron sus pasos en el mundo de la ciencia.

María Sibylla Merian, Johanna y Dorothea

María Sybilla Merian fue una pionera de la entomología moderna. Sus hijas, Johanna Helena y Dorothea María, siguieron sus pasos, combinando arte y ciencia en su carrera como pintoras naturalistas.

Anna Isabella y Ada Lovelace

Anna Isabella Noel Byron
Ada Lovelace

Anna Isabella Noel Byron, una reformadora educativa y filántropa mostró un gran interés por las matemáticas y la astronomía. Su hija, Ada Lovelace, es reconocida como la primera programadora de computadoras, gracias a su trabajo en la Máquina Analítica de Charles Babbage.

Vera Rubin y Judith Young

Vera Rubin (Foto: tomada de Clase bcn)
Judith Young (Foto: tomada de Wikipedia)

En el siglo XX, encontramos a Vera Rubin, una astrónoma estadounidense que revolucionó nuestra comprensión del universo. Su hija, Judith Young, también se convirtió en astrofísica y destacó por sus descubrimientos en la distribución de luz y gas en las galaxias.

Wangari Maathai y Wanjira Maathai

 Wanjira Maathai y su madre Wangari Maathai (Foto: tomada de The Standard)

Wangari Maathai fue la primera mujer de África Oriental y Central en obtener un doctorado y la primera africana en ganar un Premio Nobel por su «contribución al desarrollo sostenible, la democracia y la paz». Su hija, Wanjira Maathai, continúa su legado como vicepresidenta y directora regional para África del Instituto de Recursos Mundiales.

Estas madres e hijas han dejado una huella indeleble en la ciencia. En este Día de las Madres les rendimos homenaje a ellas y a todas aquellas madres que, en silencio o a la vista de todos, han inspirado a sus hijos a no ponerese límites, a cuestionar, a descubrir y a soñar.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *