Inicio / Entrevistas / Terra Ludo: un espacio para la cultura de los juegos de mesa en Cuba

Terra Ludo: un espacio para la cultura de los juegos de mesa en Cuba

Aurora Calderón Fumero
16 septiembre 2023 | 1 |
Jóvenes alrededor de una mesa de juego.

En la calle 19 entre 20 y 22, en La Habana, está ubicada la ludoteca Terra Ludo, un local al que personas de todas las edades, pero especialmente los jóvenes, acuden desde hace más de un año para jugar a distintos juegos de mesa.

Desde los más complejos, con fuerte componente estratégico y que requieren varias horas de partida, hasta los más sencillos y dinámicos, como los llamados party games (juegos de fiesta), Terra Ludo cuenta con un amplísimo y variado catálogo que, hasta el momento, incluye 107 juegos de mesa diferentes, y que continuará creciendo, según afirma Ramsés Quintana, el creador de esta iniciativa.

Además de la variedad de juegos diferentes con los que cuenta (muchos de ellos considerados juegos “de nicho” y que son poco conocidos en Cuba), el lugar destaca por la atención personalizada que brinda a quienes acuden, que pueden disponer de recomendaciones por parte de Ramsés y sus trabajadores según el tipo de juego que prefieran, la cantidad de jugadores o la duración, y que, además, te enseñan a jugar de forma amena y didáctica, haciendo que cualquier tipo de juego sea accesible tanto para el experimentado como para el público menos conocedor.

En una entrevista ofrecida a Juventud Técnica, Ramsés Quintana nos explica qué lo motivó personalmente a fundar una ludoteca, así como la visión y el objetivo que tiene para su negocio.

Foto: cortesía de Terra Ludo

– ¿Cómo surgió la idea de fundar Terra Ludo?

– En retrospectiva, hay tres cosas que fueron fundamentales. Comencé a jugar con una muchacha, mi pareja actual, un juego europeo muy famoso llamado Rummikub. Como parte de toda la etapa de estarnos conociendo, nos hicimos una rutina de jugarlo una vez a la semana. En esa experiencia, del bienestar de jugar con tu pareja, fue donde comenzó.

“Después me pasaron una carpeta que tendría entre 80 y 100 Gb de información llena de series, reseñas, partidas grabadas, y un montón de contenido sobre juegos de mesa. Comenzar a consumir tal contenido me introdujo a ese mundo, a conocer distintas dinámicas, y poder ver las experiencias de otros jugadores me hizo enamorarme de los juegos. Eso también motivó que me llegara un recuerdo que casi había olvidado, el de haber jugado con mi familia al Capitolio (la versión cubana del Monopolio) cuando era niño.

“Esos tres hechos: la experiencia, la información y el recuerdo, son las que me hicieron querer dedicarme a esto. La idea se me ocurrió justamente jugando al Party, que fue el primer juego que tuve, celebrando el fin de año con la familia de mi novia. Verme rodeado de mis amigos, mi pareja, mis familiares, compartiendo ese momento, me hizo sentir que se trataba de algo único. Además, no había ningún lugar como este para los juegos de mesa en Cuba, y me pareció una buena oportunidad.

“Te confieso que empecé con bastante miedo e incertidumbre. Dejé mi trabajo y pasaron casi tres años antes de que pudiera poner las cosas en marcha, porque la pandemia frenó todos los planes. Pero al mismo tiempo me ayudó, porque tuve mucho más tiempo para aprender sobre cómo llevar un negocio y para tener más información sobre los juegos de mesa, hasta que, finalmente, el 15 de mayo del 2022, se inauguró el local”.

– ¿Por qué los juegos de mesa?

– Me parecía un negocio simple, que solo requería una inversión inicial, pero que vería ganancias a largo plazo. En un primer momento pensé en alquilarlos, pero con el tiempo esa idea fue evolucionando hacia el concepto de una ludoteca, con un mayor interés en enseñar a la gente. Yo fui educador durante 20 años, por lo tanto, me siento cómodo al transmitir información. Ahí el servicio cambió: un local acogedor, un espacio para que vengas, aprendas, conozcas juegos nuevos. El servicio no es alquilarte el juego, sino enseñarte a jugar y brindarte una atención personalizada.

“Con el tiempo también me di cuenta de que, al jugar, se potencian de forma inconsciente distintas habilidades que uno va adquiriendo a través del disfrute. Puede sonar arrogante, pero en el año que llevamos ya hemos ido notando cambios en la gente. Cómo evoluciona su estilo de juego, su forma de relacionarse con otros jugadores, sus habilidades cognitivas, etc.

“Parte del proyecto es también alejar un poco a la gente de la tecnología, de los celulares, los videojuegos, de formas de entretenimiento que potencian el aislamiento, que no es que estén mal, al contrario, consideramos que los juegos de mesa forman parte de esa misma cultura (que se le suele llamar nerd o geek), pero nos interesa acercar a las personas en un espacio físico y potenciar las interacciones sociales.

«Aquí se viene a jugar, pero el juego es la herramienta para compartir con tu pareja, con tus amigos, con tus familiares. Ahí radica la enorme diferencia entre simplemente alquilarte el juego; realmente no va de eso, va de la experiencia social, de ganar habilidades para la vida, de relacionarse con las personas, por eso al final me decidí por hacer una ludoteca.

“También me parece una actividad “limpia”, que no tiene nada negativo. Es por eso que una de las reglas más importantes es que se prohíben las apuestas, porque no quiero que haya ningún elemento negativo involucrado, además de que no queremos que se asocie la cultura de los juegos de mesa a la de los juegos de azar, que son dos cosas muy distintas. Incluso he sido renuente a incluir juegos que tienen mecánicas similares a la de la apuesta (aunque no impliquen apuestas reales, sino de recursos que forman parte del propio juego), para evitar la más mínima asociación y que no se malinterprete el objetivo del lugar.

– ¿Crees que existe una cultura de los juegos de mesa en Cuba?

– No es que no exista una cultura de los juegos de mesa en Cuba. Sí la hay: se juega dominó, ajedrez, parchís. Lo que pasa es que es muy básica, suele limitarse a unos pocos juegos. También se conocen opciones como el Uno, muy americanas, que es la cultura que más influye, pero se desconoce todo este mundo maravilloso. Cada año salen cientos de juegos nuevos en varios mercados. En el mundo entero, sobre todo en Europa, las familias se crían jugando juegos de mesa. Hay dos estilos muy marcados: el Ameritrash y el Eurogame, cada uno con sus características,aunque la mayoría de los juegos actuales tratan de fusionarlos y combinar lo mejor de ambos.

– De los juegos que tienen aquí, ¿cuál dirías que es el más popular o el tipo de juego más popular?

– Todavía no estamos en el punto en el que la gente llega y te pide un juego específico. La mayoría vienen a que les mostremos cosas. Aunque ya al cabo de un año sí hemos llegado a tener clientes habituales, y me gustan mucho los clientes que vienen a jugar su juego favorito. Aun así, creo que la balanza se inclina hacia los juegos sociales o los juegos de fiesta. Vienen muchos grupos grandes, y tienden a preferir juegos rápidos y con reglas sencillas. Nos hemos dado cuenta de que son los que más falta hacen en el local, porque no tiene sentido ponerle a alguien nuevo un juego de cuatro horas, de las cuales me paso una explicando las reglas, sobre todo cuando están pagando por el tiempo. Eso puede llevar a que la gente se frustre.

«Sí nos interesa promover juegos más complejos y estratégicos, partidas largas, incluso campañas, pero eso se irá logrando en la medida en la que la gente se vaya aficionando. Para ese tipo de juegos hemos organizado torneos, eso es lo ideal. La gente puede venir a mirar y aprender sobre el juego sin la presión de estar pagando por el tiempo.

– ¿Y cuáles son los que más recomiendas a clientes nuevos?

– Generalmente los fillers, juegos sencillos, rápidos, que son bastante seguros para recomendar a clientes que nunca han jugado o que no conocemos sus gustos. El Dobble nunca falla, también el King of Tokio, Splendor, Century, Azul, Fantasma Blitz. Incluso el Catán siempre tiene éxito, a pesar de que es bastante largo. Entre los juegos de roles ocultos el Coup es el que más nos juegan. El Dixit y Asesinato en Hong Kong son los preferidos de los juegos tipo fiesta y de los cooperativos, Pandemia, So Clover! y La isla prohibida.

– ¿Cuál es el juego más difícil?

– Definitivamente es el Root. Es un juego de estrategia, pero muy asimétrico, y cada jugador se desempeña de manera totalmente diferente. Normalmente uno está acostumbrado a que todos los hagan más o menos las mismas acciones, pero Root tiene tanta variedad de mecánicas que son casi cuatro juegos en uno. Es un concepto distinto a la mayoría.

– ¿Bajo qué criterio de selección escoges los juegos para Terra Ludo?

– La colección busca mayormente la variedad, sobre todo en las mecánicas. También la duplicidad de mecánicas. En lugar de tener varias copias de un mismo juego, queremos tener la posibilidad de recomendar variantes en base a los gustos del cliente, y recomendarle juegos distintos pero parecidos a los que ya le gustan. Hay personas que solo piden juegos de estrategia, o de cartas, o solo de party¸ y así se les puede ofrecer variedad dentro del formato de preferencia. También es importante tener opciones que soporten grupos de distintos tamaños. La elección del juego está muy condicionada por la cantidad de jugadores y por las dinámicas de grupo (competitividad, colaboración, roles ocultos, etc.) Incluso en las temáticas tratamos de variar, porque muchos clientes no se interesan por las mecánicas, pero les gusta la temática de fantasía medieval, o la bélica, o la de ciencia ficción, y les llama cualquier juego que la tenga.

– Cuando hablabas de cómo surgió la iniciativa de Terra Ludo, mencionaste la importancia que tuvieron las buenas experiencias y el componente social en tu gusto por los juegos de mesa. ¿Dirías que ese componente social es fundamental dentro de esta afición?

– Sí, definitivamente. Una vez que el proyecto tomó forma, me di cuenta de que había palabras claves para el negocio, que traté de representar incluso en el logo. Una de esas claves es que las personas tengan una experiencia positiva como grupo. Yo les digo muchas veces a mis trabajadores que deben ser los guías de esa experiencia, que su responsabilidad no es solo mostrar el juego sino también asegurarse de que los clientes tengan una experiencia positiva con él. Poner el juego equivocado en el momento equivocado puede arruinarle la visita a alguien, porque no es lo mismo jugar algo en tu casa que pagar por las horas que vas a estar aquí. Alguien que, por el motivo que sea, se vaya de aquí tenso o decepcionado es alguien que nunca va a volver.

– Creo que el ambiente que han creado también contribuye mucho. Cuando uno llega se siente como en una especie de club.

– Justamente, el objetivo es que las personas se sientan como en su casa. Aunque se trate de un servicio, aquí la gente viene a divertirse y eso es muy difícil de lograr si uno no está cómodo. La idea es que la gente cree el hábito de venir, que se sienta en zona de confianza. También que nos recomienden. El “boca a boca” como método de marketing me parece mucho más efectivo que, por ejemplo, una publicidad agresiva en redes. La gente que la pasa bien no solo regresa, sino que traen a sus amigos.

– ¿Tienes planes de expansión?

– A mí me interesa crecer, pero no quisiera perder la atención personalizada que le doy a mis clientes, ni el ambiente del lugar. Este tipo de locales en otros países suelen ser más grandes y funcionar de otra manera. Uno encuentra estantes con miles de juegos y simplemente paga para entrar y jugar, pero al cliente se le deja solo con el juego, en un local con 20 o 30 personas. No hago nada con crecer si no puedo dar un trato personal, sería muy genérico.

«Yo quiero que Terra Ludo se vuelva un estilo de vida, un lugar con el que la gente se identifique, que se sienta orgullosa de venir acá, y eso lleva tiempo, crear un sentido de pertenencia y de identidad con el lugar. Quisiera crecer solo en la medida en la que pueda garantizar eso.

“Se trata también de mantener el equilibrio. Quiero que los juegos de mesa dejen de ser algo desconocido o “de nicho”, pero sin llegar a esa masividad que le quite lo personal. Al mismo tiempo, me alegra mucho cuando veo que cada vez vienen más personas nuevas, aunque tengamos clientes habituales. En Cuba hay pequeñas comunidades de juegos de TCG, de estrategia, de rol, etc., pero son muy pocos y no puedo abrir un negocio solo para ellos, no sería viable. Terra Ludo está enfocada hacia las personas que nunca han jugado un juego de mesa, que no los conocen, pero que se sienten curiosos.”

Terra Ludo, además, se ha insertado dentro de la cultura lúdica de Cuba, colaborando con otros proyectos afines. “Hubo un grupo llamado Brisca, que se dedicaban a promover la cultura de los juegos de mesa. Al principio yo le cogí miedo a ese proyecto, porque sentí que se me habían adelantado. Antes de ellos no había nada, pero ellos comenzaron a hacer eventos, quedadas para jugar, y yo sentía que había perdido la iniciativa. Pero después me di cuenta de que, al contrario, ellos me ayudaron. Me ahorraron tener que hacer un estudio de mercado, porque vi que tenían cada vez más asistencia a los eventos, y eso significaba que había cada vez más público para los juegos de mesa. Conocí al dueño, nos hicieron promoción. Muchos de nuestros clientes son gracias a eso», declaró Ramsés Quintana.

También han organizado partidas de rol para clientes interesados, y de exhibición, mediante las cuales los observadores pueden acercarse a este tipo de juegos; además, colaboraciones con la comunidad de Magic the Gathering, proyectos de anime o manga, y una participación en el Habana Rumble, un festival de deportes electrónicos. “Uno de los sentidos del proyecto es divulgar la cultura de los juegos de mesa, y eso implica colaborar con todo el que podamos colaborar, ir estableciendo pequeñas comunidades que cooperen entre sí.”
En definitiva, Terra Ludo es un espacio notable para la cultura de los juegos de mesa en Cuba.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

    Joelaiello 29/09/2023

    Estimado señor celebró su iniciativa a mi también me gustan los juegos de mesa y estrategia incluso descargo de varios forum los que se postean en formato pdf, pero estoy más interesado en saber si usted tiene el juego estrategia militar que creo la SEPMI en los 70s en formato escaneado y si puede enviarme el archivo. Si es posible claro esta, atentamente Joel Aiello