Inicio / Buen Idioma / Candidatas a palabra del año 2023 para Buen Idioma

Candidatas a palabra del año 2023 para Buen Idioma

Cristian Martinez
19 diciembre 2023 | 0 |

A nasobuco, vacuna y supertanquero, las elegidas en 2020, 2021 y 2022, respectivamente, se sumará uno de estos doce vocablos que hoy les presentamos como candidatas a palabra del año 2023 para Buen Idioma. Se trata, como en ediciones anteriores, de voces usuales en los medios de comunicación de Cuba y de gran interés lingüístico —ya sea por su significado, formación o uso—, razón por la cual le dedicamos un apartado en los últimos doce meses. Les presentamos las

Asere

Imagen del equiupo de pelota cubano celebrando un triunfo con la bandera en alto.

Este año gran revuelo lingüístico causó la denominación Team Asere, usada para identificar al equipo cubano participante en el V Clásico Mundial de Béisbol. Por ese motivo, en Buen Idioma se habló de la pertienencia o no del empleo del vocablo asere y de su registro de uso. Precisamos que, aunque también es válida la grafía con c, es preferible optar por la otra forma, mucho más frecuente.

Bancarización

Debido a su gran uso en la prensa y hasta en las conversaciones cotidianas, uno de nuestros seguidores nos consultó sobre la validez o no del término bancarización. Esto motivó que le dedicáramos un apartado a dicho término, que, a pesar de estar presente en el diccionario académico desde 2001, fue en 2023 cuando se popularizó en Cuba. Si bien, generalmente, se emplea como sustantivo, también es apropiado el verbo bancarizar.

Cupet

La situación sobre la escasez de combustible en el país acaparó no pocos titulares este año. Así pues, en las noticias fue muy frecuente el uso de cupet para referirse al ‘establecimiento donde se vende gasolina’. Buen Idioma aprovechó dicho contexto para aclarar que debe diferenciarse cuando se trata de un sustantivo común y se escribe, por tanto, en minúscula, de cuando Cupet, mejor que CUPET, se emplea como acrónimo de la entidad Cuba-Petróleo.

Elecciones

Con motivo de las elecciones nacionales en Cuba, dedicamos decenas de consejos lingüísticos para una mejor redacción de las informaciones relacionadas con este importante ejercicio democrático. Entre las principales recomendaciones estaban la preferencia de optar por la denominación Asamblea Nacional del Poder Popular, mejor que Parlamento, para refererirse a ese órgano, así como la escritura adecuada de los cargos y las diferencias entre nominar y elegir.

Femicidio

Femicido, el vocablo que alude al ‘asesinato de una mujer a manas de un hombre por machismo o misoginia’, vuelve a figurar, lamentablemente, en esta lista de candidatas a palabra del año. Aunque los especialistas tienden a diferenciarlo de feminicidio, el Diccionario de la lengua española recoge ambas voces como sinónimas; por tanto, no cabe censurar su empleo, toda vez que desde 2018 ya se documentan dichas palabras en la obra lexicográfica de referencia de las academias.

Mipyme

Mipyme es un vocablo que ha saltado de los medios de comunicación al día a día de los cubanos. Eso es lo que justifica que, por tercer año consecutivo, ocupe un puesto entre los términos candidatos a palabra del año. En 2023 insistimos en que lo recomendable es escribirlo íntegramente en minúscula por tratarse de un sustantivo ya incorporado al léxico común del español y que su desarrollo es micro-, pequeña y mediana empresa, mejor con guion.

Parol

El anglicismo parole, que alude al ‘tipo especial de admisión temporal a los Estados Unidos’, bien podría adaptarse como parol, pues esta grafía refleja mejor la pronunciación corriente de dicha palabra. Eso justifica que escribirlo sin e y sin resalte tipográfico haya sido, precisamente, una de las recomendaciones de Buen Idioma en 2023, un año que también estuvo marcado por la migración.

Patrocinador

Imagen de un grupo de migrantes

Aunque a inicios de año fue frecuente en el ámbito popular y, en menor medida, en la prensa, el empleo del vocablo patrocinador, no solo esto justifica su aparición en la presente lista. Su interés lingüístico también suscitó una de nuestras recomendaciones. En su momento explicamos que era preferible su uso, y no el de partidario, calco censurable del inglés supporter, ni tampoco el del anglicismo sponsor para referirse a quien patrocina, es decir, quien protege, ampara, apoya o financia.

Post

En español el vocablo post, que ha de escribirse sin resalte tipográfico por no presentar desajustes ortográficos en nuestro idioma, es un término válido para aludir a la ‘publicación en un blog, foro de Internet o red social’. Son, asimismo, adecuados los verbos postear y repostear, formados a partir de este sustantivo. Lo que antes era un tuit hoy es un post, de modo que, luego del cambio de denominación de Twitter por X, es más frecuente la presencia de dicho término en la prensa. 

Protémpore

Cuba asumió en 2023 la presidencia protémpore del Grupo de los 77 y China. Si bien antes las academias solo prescribían la escritura de dicha locución latina en dos palabras, sin tilde y en cursiva, esta noticia coincidió con un cambio en su valoración normativa. Con la actualización del Diccionario panhispánico de dudas, debido a su gran frecuencia en el español de América se dio por válida la grafía unitaria y con acento gráfico por ser una palabra esdrújula.

Resiliencia

Resiliencia es un vocablo inspirador. Nos levantó mucho el ánimo en 2020, razón por la cual figuró ese año en nuestra lista. Por su popularidad, cada vez más en aumento, vuelve a estar entre las candidatas. Alude a la ‘capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos’. En Buen Idioma explicamos que la manera adecuada de escribr dicho vocablo es con i detrás de la l, de ahí que la grafía resilencia resulta impropia.

Siniestro

Este año, por suerte, no fue de grandes siniestros en Cuba. Sin embargo, Buen Idioma consideró oportuno publicar una recomendación sobre el significado general de dicho vocablo, pues es usual circunscribirlo, solamente, a los incendios. Aclaramos que, como consta en el diccionario académico, se refiere, en general, a cualquier ‘suceso que produce un daño o una pérdida material considerable’.

***

Una vez más la realidad cubana también se ve reflejada en la lengua. Muchos otros términos podrían incluirse en la lista, pero estos son los nuestros, los que Buen Idioma eligió. ¿Coincides con nuestra selección? ¿Tienes algún vocablo favorito? El ganador de la palabra del año 2023 lo anunciaremos el próximo miércoles 27 de diciembre.

Deja un comentario

Deja una respuesta