Inicio / Entrevistas / Lázaro Márquez Govea: “no nos queda otra alternativa que desterrar el pesimismo y la apatía”

Lázaro Márquez Govea: “no nos queda otra alternativa que desterrar el pesimismo y la apatía”

Iramis Alonso Porro
03 diciembre 2023 | 0 |
Lázaro Márquez durante la 18ª edición de la Conferencia de la Juventud de las Naciones Unidas (COY18) Expo City Dubai, Emiratos Árabes Unidos

Como investigador en la Reserva de Biosfera Península de Guanahacabibes, Pinar del Río, en el extremo más occidental de Cuba, el ingeniero Lázaro Márquez Govea tuvo la oportunidad de ser miembro del Programa internacional de jóvenes delegados del Clima de la COP28. Desde allí respondió unas preguntas de Juventud Técnica, para dejar testimonio de las propuestas y anhelos de los jóvenes cubanos para el futuro del planeta.

— ¿Qué contribución pueden hacer los jóvenes en el actual contexto de cambio climático y cuál consideras es su responsabilidad en ese escenario?

— Soy partidario convencido de que los jóvenes podemos dar una contribución relevante en acciones para el empoderamiento climático, principalmente mediante el fortalecimiento de programas educativos formales e informales, el entrenamiento, la participación consciente y el acceso a la información. Creo que este tema es de gran relevancia para promover la contribución activa de la sociedad organizada a nivel de las comunidades y los diferentes grupos humanos, particularmente los jóvenes, en la acción climática.

Jóvenes cubanos en labores agrícolas.

“Considero además que los esfuerzos por revertir la actual crisis climática no serán exitosos sin que se dediquen acciones que contribuyan a fortalecer el empoderamiento de todos los actores, a ampliar el alcance de la educación ciudadana y a movilizar las ideas innovadoras y la fuerza creadora de la juventud.

“También hay que sistematizar la divulgación de experiencias exitosas que demuestren el relevante papel de los jóvenes en la acción climática consciente y comprometida, en base a sus aspiraciones y capacidad para aprender y adquirir habilidades. O sea, los esfuerzos por revertir la actual crisis climática no serán exitosos sin acciones que contribuyan a fortalecer el empoderamiento de todos los actores, a ampliar el alcance de la educación ciudadana y a movilizar las ideas innovadoras de la juventud”.


Escuche audio

Lázaro Márquez Govea. Un joven cubano en la COP28 – Ciencia en breve – Podcast en iVoox
Escucha y descarga los episodios de Ciencia en breve gratis. Como investigador en la Reserva de Biosfera Península de…go.ivoox.com


— ¿Qué propuesta llevaste a la COP28 como joven cubano que trabaja directamente en un espacio de altos valores ambientales?

— Como joven cubano, que trabajo directamente en un espacio de altos valores ambientales, reconocido por UNESCO como Reserva de Biosfera, tengo propuestas concretas para abordar en el panel de Jóvenes y medio ambiente. Por ejemplo, impulsar la movilización de los jóvenes a partir de amplias campañas de capacitación, que contribuyan a aumentar el conocimiento sobre las medidas de adaptación y mitigación aplicables en el marco de comunidades resilientes.

“Por otra parte, sostengo que, siguiendo el principio de actuación local con visión global, las redes de jóvenes a nivel de comunidades, pueden actuar como articuladores de procesos de participación que motiven a otros jóvenes a vincularse a acciones concretas, que puedan ser generalizadas a nivel de los países.

“Igualmente me propongo influir para generar un acercamiento diferente al abordar el caso de los jóvenes más afectados por los impactos climáticos y las barreras a la participación mediante programas específicos que permitan movilizar la actuación inclusiva de ellos a nivel de las comunidades en base a sus experiencias de vida.

“Creo también que deberíamos proponer al panel diseñar un plan de acción que impulse el rescate de los conocimientos tradicionales de las comunidades y el uso de la ciencia ciudadana como procedimiento para articular una participación más activa en acciones concretas de adaptación y mitigación ante el cambio climático. Este tema debe ser centro de un amplio debate que permita generar propuestas de acciones concretas para dar respuestas a objetivos a corto mediano y largo plazos, que puedan ser asumidos como compromisos por los gobiernos con el apoyo de un amplio espectro de instituciones públicas y privadas.

“Además, se necesita impulsar campañas de concienciación, proyectos sectoriales e iniciativas que permitan el empoderamiento de los ciudadanos para que actúen como agentes transformadores frente al cambio climático”.

— ¿Cuál reclamo deberían hacerles los jóvenes a los gobiernos de los países altos emisores de gases de efecto invernadero?

— A mi juicio los jóvenes del mundo deben alzar su voz para reclamar a los países altos emisores de gases de efecto invernadero para diseñar una hoja de ruta que permita movilizar recursos financieros y humanos para impulsar la acción climática como base para implementar los compromisos del Acuerdo de París.

Creo que la COP28 debería centrar esfuerzos en definir políticas públicas y acciones que ayuden a proteger, conservar y restaurar los ecosistemas vulnerables, especialmente los bosques y océanos, por su relevante contribución a la mitigación de los efectos del cambio climático.

“Espero que la COP28 promueva políticas de sustentabilidad en los sectores productivos, que se expresen en acciones concretas y verificables que contribuyan a reducir los impactos del cambio climático.

“La estrategia adecuada para lograrlo debe estar basada en un proceso de negociaciones multilaterales con amplia participación de todos los sectores interesados. A partir de ese proceso se deben definir herramientas que ayuden a las personas e instituciones que quieren actuar frente a la crisis climática y no saben cómo hacerlo.

“Se necesita impulsar campañas de concienciación, proyectos sectoriales e iniciativas que permitan el empoderamiento de los ciudadanos para que actúen como agentes transformadores frente al cambio climático. Los jóvenes deben desempeñar un papel más activo como actores claves en la batalla por lograr la transferencia de conocimientos y tecnologías desde los países ricos a los subdesarrollados.

“En esta batalla por revertir los efectos nefastos del cambio climático a nivel global, no nos queda otra alternativa que desterrar el pesimismo y la apatía. Hay que liberar lo mejor de nosotros, nuestro optimismo y esperanza, pero sobre todo, nuestra inteligencia y capacidad para hacer todo lo que contribuya a salvar la Naturaleza, que significa también asegurar nuestra propia existencia y el futuro de la especie humana en el planeta que heredamos de nuestros padres y que deberemos entregar a nuestros hijos”.

Deja un comentario

Deja una respuesta